Electrocardiograma (ECG o EKG)

Un electrocardiograma (ECG) es un procedimiento simple e indoloro que mide la actividad eléctrica del corazón. Cada vez que el corazón late, una señal eléctrica circula a través de él. Un electrocardiograma muestra si su corazón está latiendo a un ritmo y con una fuerza normal. También muestra el tamaño y la posición de las cámaras del corazón. Un electrocardiograma anormal puede ser un signo de daño o enfermedad del corazón.

¿Para qué se usa?

El electrocardiograma se usa para encontrar y vigilar varias enfermedades del corazón, por ejemplo:

Latidos cardíacos irregulares (arritmia)
Obstrucción de arterias
Daño al corazón
Insuficiencia cardíaca
Ataque al corazón: Los electrocardiogramas se usan en ambulancias, salas de emergencias y hospitales para diagnosticar un ataque al corazón

A veces, se incluye un electrocardiograma en un examen de rutina de adultos de mediana edad o mayores porque el riesgo de enfermedad cardíaca aumenta con la edad.
¿Por qué puedo necesitar un electrocardiograma?

Usted puede necesitar un electrocardiograma si tiene síntomas de una enfermedad del corazón, como:

Dolor de pecho
Latidos cardíacos rápidos
Arritmia (puede sentir que su corazón se ha saltado un latido o que está aleteando)
Dificultad para respirar
Mareos
Cansancio

Usted también puede necesitar esta prueba si:

Ha tenido un ataque al corazón u otro problema cardíaco
Tiene antecedentes familiares de enfermedad del corazón
Tiene programada una cirugía. Su profesional de la salud tal vez quiera revisarle el corazón antes del procedimiento
Tiene un marcapasos. El electrocardiograma puede mostrar si el dispositivo está funcionando
Está tomando medicinas para una enfermedad del corazón. El electrocardiograma puede mostrar si su medicamento es eficaz o si necesita cambios en su tratamiento