Angiografía coronaria por TC

La angiografía coronaria por tomografía computada (ACTC) es un examen por imágenes del corazón que ayuda a determinar si la formación de placa ha producido el estrechamiento de las arterias coronarias (los vasos sanguíneos que irrigan el corazón) de un paciente. La placa está formada por varias substancias tales como grasa, colesterol y calcio que se depositan en el recubrimiento interior de las arterias. La placa, que se acumula a lo largo del tiempo, puede reducir o en algunos casos bloquear completamente el flujo de sangre. Los pacientes que se someten a una ACTC coronaria reciben un material de contraste que contiene yodo en forma de inyección intravenosa (IV) para obtener imágenes de la mejor calidad posible de los vasos del corazón.

La tomografía computarizada, más comunmente conocida como exploración por TC o TAC, es un examen médico de diagnóstico por imágenes. Al igual que los rayos X tradicionales, produce múltiples imágenes o fotografías del interior del cuerpo.

Las imágenes transversales generadas durante una exploración por TAC se pueden reformatear en múltiples planos. Incluso se pueden generar imágenes tridimensionales. Estas imágenes pueden ser vistas en un monitor de computadora, imprimidas en una placa o con una impresora 3D, o transferidas a un CD o DVD.

Las imágenes por TAC de los órganos internos, huesos, tejidos blandos o vasos sanguíneos, brindan mayores detalles que los exámenes convencionales de rayos X, particularmente en el caso de los tejidos blandos y los vasos sanguíneos.